ÁCIDO ARAQUIDÓNICO » Su Origen, Propiedades, Usos y Funciones

El ácido araquidónico es esencial para la vida por su participación en una variedad de procesos metabólicos del cuerpo humano.

Así, este ácido graso insaturado de la serie Omega-6, está presente en los fosfolípidos de las membranas celulares del cuerpo.

Generándose a partir de la dieta diaria con algunos alimentos ricos en ácido linoleico, como semillas, aceites, carnes.

Cuando se produce el metabolismo de estos nutrientes, se origina el ácido araquidónico, también llamado ácido eicosatetraenoico, debido a que es el precursor de la biosíntesis de los eicosanoides, que a su vez forman parte de los compuestos de las prostaglandinas, tromboxanos, leucotrienos, lipoxinas, que actúan en inflamaciones, dolores o regulando la presión sanguínea.

Cómo se genera el ácido araquidónico.

Cómo se genera el ácido araquidónico

Hemos visto que el ácido araquidónico se origina por la síntesis del ácido linoleico como constituyente de la dieta diaria.

La liberación de este ácido compuesto de 20 átomos de carbono, es la primera fase para la transformación de las prostaglandinas y tromboxanos, que se inicia mediante la incorporación de oxígeno molecular, catalizado por la ciclooxigenasa presente en la mayoría de las células.

Igualmente las lipoxinas se metabolizan con el grupo hidroxi-peroxi, incrementando la síntesis de leucotrenios, proceso conocido como lipooxigenasa. Los metabolitos del ácido araquidónico, tanto por la vía ciclooxigenasa como por la lipooxigenasa, tienen una importante participación en las diversas etapas de las inflamaciones.

Todo este mecanismo de formación del ácido araquidónico se desarrolla en los músculos, en el cerebro y en el hígado.

Qué funciones cumple el ácido araquidónico.

Adicionalmente a las funciones de producir prostaglandinas, leucotrenios y actuar en la respuesta inflamatoria, el ácido araquidónico es vital para:

ácido araquidónico. funciones

El crecimiento y mantenimiento del tejido muscular como parte de las membranas celulares, igualmente su recuperación después de un entrenamiento.

Presente en la capa cerebral en la misma proporción que el ácido docosahexaenoico, mantiene la fluidez de las células del hipocampo.

Como suplemento alimenticio en los lactantes mejora el rendimiento y desarrollo de la inteligencia.

Ayuda a reducir el progreso de enfermedades neurológicas como el Alzheimer o el trastorno bipolar.

Protege el cerebro contra el estrés oxidativo, mediante la activación del receptor gamma estimulado por el proliferador de perixomas.

Activa las proteínas que están involucradas en el crecimiento y la reparación de las neuronas, como la sintaxina-3.

Contribuye a mantener la integridad estructural de la membrana mitocondrial.

Regula la agregación plaquetaria, el tono vascular, la secreción gástrica y los procesos anafilácticos.

Juega un papel importante en el mantenimiento del metabolismo, reduciendo los riesgos de enfermedades cardíacas, ya que influye sobre los altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, causados por sobrepeso u obesidad.

Asiste en la correcta regeneración de los tejidos por alteraciones cutáneas.

Desarrolla el mantenimiento de la función gástrica, renal, reproductora, además de generar respuestas inmunitarias.

Es importante señalar que un exceso en la ingesta de ácido araquidónico puede provocar una vasoconstricción, generando coágulos causantes de una trombosis.

Cuáles son las fuentes del ácido araquidónico.

El consumo de ácido araquidónico se puede realizar a través de alimentos ricos en ácido linoleico o suplementos de Omega-6, pero obviamente, esta sustancia que se encuentra dentro de la comida resulta ser más nutritiva y de mejor absorción por nuestro organismo.

Una vez transformados en ácido araquidónico, tienen un rol importante en el metabolismo de grasas, encontrándose en los siguientes alimentos:

fuentes del ácido araquidónico.

Carnes rojas.

Siendo una fuente de este ácido la carne de res, cordero, ternera, bisonte, ciervo, alce y antílope.

Aves.

En menor medida son surtidores de este ácido graso insaturado, el pato, el pollo, la gallina y el pavo.

Cerdo.

Este tipo de carne contiene abundantes cantidades del ácido, particularmente el lomo de cerdo, chuletas, jamón y salchichas.

Aceites.

Son ricos en esta sustancia los aceites de aguacate, oliva, soya, canola, palma, cártamo, maíz, maní, alcaravea y pescado.

Yemas de huevo.

Las yemas de huevo constituyen una buena opción para la absorción de este ácido, además de ser altamente nutritivos.

Frutos secos.

Entre ellos están las nueces, pistachos, almendras, avellanas, maní y semillas de girasol, lino sésamo, calabaza.

Pescados.

El pez graso como el arenque y el salmón, son unos de los principales proveedores de este ácido insaturado.

Suplementos.

fuentes del ácido araquidónico

Comercializado como Omega-6, se recomienda un consumo entre 1000 y 2000 mg diarios durante ciclos de 50 días, generalmente es empleado por físico culturistas para aumentar sus músculos de una manera más natural que utilizando hormonas.

Quienes no deben tomar ácido araquidónico.

ácido araquidónico.contraindicaciones

Es recomendable que las personas sedentarias no tomen suplementos de ácido araquidónico, al menos que se haya detectado una deficiencia de esta sustancia.

En este sentido, su consumo puede generar reacciones inflamatorias, ya que el ácido araquidónico actúa en los procesos inflamatorios del cuerpo como un mecanismo de defensa.

Tampoco estos suplementos se recomiendan durante el embarazo, en pacientes diabéticos, síndrome de colon irritable, cáncer u otras enfermedades que produzcan inflamaciones.

Como la mayoría de los suplementos dietéticos, la ingesta de ácido araquidónico debe ser aprobada por un médico.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…